1. Una familia espera a que pasen los autos para cruzar el Paseo de la Reforma, en las inmediaciones de la Glorieta de Colón, a inicios de los años sesenta. Del lado derecho se aprecia el Hotel Imperial, y al fondo, los anuncios de Coca - Cola y Pepsi en los edificios cercanos a la Glorieta del Caballito, antes de la ampliación de esta importante vía, en 1964

     
  2. Vista de la avenida 16 de Septiembre, desde la esquina de Isabel la Católica, durante una inundación en 1952. No faltaron las balsas de hule haciendo las veces de transporte público por diversas calles del Centro Histórico.

    Crédito: Hermanos Mayo

     
  3. Catedral y parte de el nuevo ayuntamiento de la ciudad de México, en una noche lluviosa, foto de el maestro Manuel Ramos-. 1940

     
  4. Avenida del Puente de Alvarado al cruce con Ramos Arízpe en 1948

     
  5. Un aspecto de la calle de el 5 de Mayo en 1905, viendo al Oriente

     
  6. La calle de Plateros, hoy Madero, vista desde el Zócalo alrededor de 1890:.

     
  7. Elena Poniatowska.

    Escritora y periodista mexicana de origen polaco (París, Francia, 19 de mayo de 1932). Su familia es de origen mexicano por parte de madre (de una familia de antiguos hacendados beneficiarios del porfirismo) y de la antigua nobleza de Polonia por parte de padre (es descendiente directa del Rey Estanislao II Poniatowski). Llegó con ambos padres a México en la Segunda Guerra Mundial.

    Estudió desde los 10 años en un colegio católico de Filadelfia (Estados Unidos) y se graduó del Manhattanville College de New York. Ha sido cronista de los diarios “Excelsior”, “Novedades” y “La Jornada”, y se ha caracterizado por desarrollar textos literarios y peridísticos con un alto rigor investigativo y gran valor documental para el conocimiento de distintos aspectos de la vida y la sociedad mexicana contemporánea.

    Se le considera como escritora comprometida de izquierda, ha destacado las luchas sociales y se ha convertido en defensora de los derechos humanos. Apoyó en 2006 la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

    Obras destacadas: “Hasta no verte, Jesús mío”, “La noche de Tlatelolco”, “Lilus Kikus” y diversos reportajes y entrevistas a intelectuales y escritores mexicanos.

    Tiene 9 Doctorados Honoris Causa en universidades latinoamericanas, norteamericanas y francesas. Premio Mazatlán de Literatura (1971), Premio Nacional de Periodismo de México (1978), Premio Alfaguara de Novela (2001), Premio Nacional de Lingüística y Literatura (2002), entre muchas otras distinciones.

    (Fuente: writerswhocomeintooursouls)

     
  8. José Emilio Pacheco

    por Lola Álvarez Bravo

     
  9. (Fuente: sectatreviana)

     
  10. Carlos Monsiváis en una marcha estudiantil, 1968.

     
  11. Sergio Pitol Demeneghi

     
  12. Octavio Paz por Ricardo Salazar

     
  13. putoyfeminista:

    Salvador Novo. El homosexual belicosamente reconocido y asumido en épocas de afirmación despiadada del machismo”.

    La ciudad de México fue el lugar de nacimiento del poeta que “nacionalizó” el humor de vanguardia: sus poemas manifiestan la burla del sentimiento modernista y la apertura hacia el paisaje de la primera posguerra: urbano, industrial, publicitario. En las letras inglesas descubrió su auténtica voz, considerado, incluso: el “Oscar Wilde mexicano”, pues sus breves e irónicas composiciones, fijan con distancia crítica, imágenes de la infancia perdida.

    “Formó parte del movimiento de ´los contemporáneos´, el que representa, en grados muy diversos según la personalidad de sus exponentes, la influencia que habiendo partido de Francia casi simultáneamente, estarían destinadas a no encontrarse más que en un punto situado en el infinito: la poesía pura y el surrealismo. Con el surrealismo culminan las posibilidades de la ´imagen poética´, es decir, las posibilidades que la poesía tiene de estimular la producción de cosas visibles con los ojos cerrados; en la poesía pura culmina la posibilidad de producir cosas ´pensables´por medio de la poesía. La poesía pura es el punto más alto, final de la poesía de la inteligencia, como el surrealismo lo es de la sensación. El trabajo de Salvador Novo (1904-1974) dentro de este grupo representa la expresión más variada y la obra más rica; ésta abarca desde poemas escritos a los once años, en los que ya es visible uno de los elementos más representativos de su poesía: la ironía, que será, a su vez, una de las constantes más interesantes de la poesía mexicana más reciente que fructifica en el género del epigrama. Novo introdujo el humor y la sátira en el curso de nuestra poesía, como consecuencia de su conocimiento de la poesía inglesa. Dentro de la concepción de sus letras, Novo es esencialmente un poeta desencantado en quien la ironía y la desilusión están dirigidos hacia la banalidad de la sociedad contemporánea cuya vida ha sido el tema de su obra durante los últimos años. vía culturacolectiva

    SALVADOR NOVO, Selección y nota de Carlos Monsiváis 
    CARLOS MONSIVÁIS: SALVADOR NOVO, Lo marginal en el centro.

     
  14. José María Albino Vasconcelos Calderón

    (Oaxaca, 28 de febrero de 1882 - México D.F., 30 de junio de 1959)

     
  15. Ramón López Velarde

    por Alejandro Magallanes